Visita
Ajoutez à vos favoris
Recommandez LB
el museo del Louvre con la Biblia
default.titre
default.titre
Jouez avec LouvreBible !
quiz.louvrebible.org
Subcribe to the newsletter !
www.louvrebible.org
Sala de las Cariátides
Arte romano
Época Julio-Claudia
Antigüedad tardía
Galia, áfrica, Siria




 
 
Alejandro y sus generales
   
 
Retrato de Alejandro Magno conocido
 
como Hermes de Azara
 
 
Ma 436  Richelieu sala 17 
 
 
La inscripción antigua grabada en este hermes (pilar cuya parte superior está esculpida en forma de cabeza) identifica con certeza a Alejandro Magno, hijo de Felipe II, [rey de] Macedonia.

Con el peinado leonino y las mechas
que se ondulan sobre la frente se puede reconocer fácilmente.
 
 
A propósitodelreinounificadodeAlejandro,laBibliapredijoquesería quebrantado y dividido, “pero no a su posteridad” (Daniel 11:4,5). Después de su muerte en el 323 a.n.e., Alejandro IV su hijo legítimo, y Heracles su hijo ilegítimo, fueron asesinados, y su imperio repartido entre sus cuatro generales.

 

 
La Batalla de Arbela   INV 2895 
Sully 2è Le Brun sala 32
 
Le Brun representó el momento en que los azares de la guerra se volvieron a favor de los macedonios y Darío, sobre un carro monumental, está a punto de huir. Aristandro el adivino, detrás de Alejandro, muestra a los soldados el águila que vuela sobre el príncipe y presagia la victoria.
 
El reinado del emperador persa Darío III se acabó repentinamente en el 331 cuando sufrió un revés terrible delante de Alejandro Magno en Gaugamela, cerca de Nínive. Esta derrota marcaría la decadencia de la potencia mundial medo-persa simbolizada por la parte de plata de la imagen que Nabucodonosor vio en un sueño. - Daniel 2:32,39
 
 
Entrada de Alejandro en Babilonia   
 
inv 2898
 
Sully 2è Le Brun sala 32 
  
Alejandro vencedor, de pie en un carro tirado por dos elefantes, hace su entrada en Babilonia cuyas terrazas con sus jardines colgantes se perciben al fondo.
 
Se realizaba también otra visión profética de Daniel - cuya autenticidad del libro se confirma por medio de Jesucristo (Mateo 24:15). Se trataba de un “macho cabrío peludo [que representa] al rey de Grecia; y en cuanto al gran cuerno que estaba entre sus ojos, [representa] al primer rey” (Daniel 8:5, 20-21). Se dijo que “en cuanto se hizo poderoso, el gran cuerno fue quebrado, y procedieron a subir conspicuamente cuatro en lugar de él, hacia los cuatro vientos de los cielos”. Daniel 8:8.

 

Seleuco I Nicátor    MND 2272
 
Sully Caryatides sala 17
 
Uno de cuatro generales de Alejandro Magno,
que a la muerte súbita de este último en el 323 a.n.e recibió Mesopotamia y Siria. La identificación de este retrato con Seleuco se basa en la comparación
con las monedas del soberano donde aparece
con un pesado casco.
 
Primer ‘ rey del Norte ’. La dinastía seléucida que él fundó permaneció en el poder en Siria hasta el 64 a.n.e. y se opuso a la de Ptolomeo-Lágida o ‘rey del Sur’, con relación a la posición geográfica del país ocupado por el pueblo de Daniel. - Daniel 11:4,5.
 
 
Ptolomeo I Sóter       MR 457
 
 
Denon  Pb     Patio de la Esfinge sala 31
 
 
  
Uno de los cuatro generales de Alejandro Magno, que a la muerte de este último recibió Egipto
y Palestina.
 
Este retrato esculpido pudo identificarse por comparación con monedas acuñadas con su efigie. Primer ‘ rey del Sur ’, la dinastía ptolemaica que fundó permaneció a la cabeza de Egipto hasta su caída ante Octavio, el sobrino pequeño de Julio César en el 30 a.n.e. - Daniel 11:4,5
Esta provincia del Imperio romano fue donde José y María huyeron con el niño Jesús para escapar del decreto homicida de Herodes; después de su muerte se marcharon, con lo que se cumplió la declaración de Oseas: “ De Egipto llamé a mi hijo ”.  - Mateo 2:14-15.
 
Esta extraordinaria historia escrita con unos 200 años de antelación, confirma una vez más que “ ninguna profecía de la Escritura proviene de interpretación privada alguna. Porque […] hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo.” - 2 Pedro 1:20-21.
 
 
 
 

 





Carte Chronologie Antiquités OrientalesAntiquités EgyptiennesAlexandre le GrandMelpomène et hypocrisie Haut de page