Visita
Ajoutez à vos favoris
Recommandez LB
el museo del Louvre con la Biblia
default.titre
default.titre
Jouez avec LouvreBible !
quiz.louvrebible.org
Subcribe to the newsletter !
www.louvrebible.org
Antiguo Mesopotamia
Mesopotamia
Asiria Nínive
Arslan Tash, Til Barsip
Palacio de Darío 1
Fenicia Arabia Palmyra
Siria
Ugarit Byblos




 
Fragmento de una  estela
de victoria         
AO 2776

Richelieu sala 3

Esta estela ilustra
la crueldad asiria.
 
En el lado de la inscripción,
dos soberanos se hacen frente,
el de la derecha tiene las
manos atadas.
 
En el otro lado, el rey vencedor mantiene a su enemigo en tierra con su lanza y levanta su hacha para romperle el cráneo.
 
Los asirios eran un pueblo violento, belicoso y famoso por su crueldad. Uno de sus reyes, Assurnasirpal, se jactaba por haber cubierto una columna con  la piel de sus enemigos: A21
 
“ Edifiqué un pilar delante de la puerta de la ciudad
y desollé a todos los jefes que se rebelaron contra
mí y colgué su piel del pilar. Algunos de ellos los sepulté dentro del pilar, a otros los empalé sobre estacas.
Les cortaba los brazos o las manos; a otros les corté
la nariz, las orejas. Arranqué los ojos de numerosos soldados. Hice una pila de cuerpos y otra
con cabezas ”   A22
 

 " La barbaridad es como 
la jungla, que jamás
reconoce su derrota;
espera pacientemente
para recuperar
el terreno perdido. ”

 Will Durant

 
La Biblia menciona por primera vez Asiria en Génesis 2:14 cuando Moisés habla del Hidequel (el Tigris) que en su época corría " hacia el este de Asiria ". El nombre del país procedía de Asur, hijo de Sem (Génesis 10:22). Nemrod, nieto de Cam edificó Nínive y Kalah. Kalah sobre cuyo sitio se encuentra hoy la ciudad de Nimroud, que recuerda el nombre de su antiguo fundador. - Génesis 10:11
 
Vivían del botín de sus conquistas y recibian
infaliblemente un porcentaje fijo. Esta ’ raza
de saqueadores ’ era excesivamente religiosa.

Los ejércitos caminaban detrás de los estandartes
de sus dioses, y regularmente Sargón pedía la ayuda
de la diosa Ishtar.  A24
 

 La guerra estaba estrechamente vinculada a la religión. Combatir era el asunto de la nación, y los sacerdotes no cesaban de
fomentar la guerra.

 
Los profetas Nahúm y Sofonías predijeron la caída de esta potencia mundial y de su capital Nínive, “ la ciudad de derramamiento de sangre ” (Nahúm 3:1). Y de hecho, se volvió " un yermo desolado, una región árida como el desierto." (Sofonías 2:13), prueba una vez más de la infalible exactitud de la palabra profética. A25
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 





Carte Chronologie Début du départementSceau cylindre de roi prêtreAntiquités EgyptiennesAntiquités Romaines Haut de page