Visita
Ajoutez à vos favoris
Recommandez LB
el museo del Louvre con la Biblia
default.titre
default.titre
Subcribe to the newsletter !
www.louvrebible.org
Une visite
de trois départements
du Louvre
En vingt trois étapes




 

Estela de Mesá                 AO 5066

Sully Levant sala  D

Esta estela de victoria del rey Mesá sobre
Israel nos ofrece uno de los testimonios
más importantes y directos sobre el mundo
de la Biblia.

La mención escrita de Israel es el caso
más antiguo que se conoce. A2107

También se mencionan bastantes lugares bíblicos que confirman así su autenticidad. Citemos a Atarot y Nebo (Números 32:34,35), Dibón  (Josué 13:9), Bet-diblataim (Jeremías 48:22,24). Los moabitas, descendientes de Lot,
sobrino de Abraham, estaban emparentados
con los israelitas, lo que explica la semejanza de la lengua de ambos pueblos.  
A268 

 
En 1868,  F. Klein misionero alsaciano, descubrió una inscripción antigua en Dinán, antes Dibón, capital del reino de Moab. Gracias a la sagacidad de Clermont-Ganneau, se realizó una reproducción de los caracteres, antes de que los beduinos quebrantaran la piedra. Con sus treinta y cuatro líneas, es  « el descubrimiento más importante que jamás se haya hecho en el campo de la epigrafía oriental »  según Ernest Renan. A269
 
1 - Existencia de la nación de Israel en el Levante en el siglo IX antes de nuestra era (el término “ Israel ” aparece inscrito cinco veces). 2 - Existencia al mismo tiempo del reino vecino de Moab.
 
 
 La Estela de Mesá prueba
la historicidad del Antiguo Testamento
al menos en cinco aspectos:
 
 
3 - Historicidad de Omri rey de Israël. 4 - Conquista de Moab por Israel bajo Omri.  5 - Historicidad de la dinastía davídica y del rey David. A2106
 
El texto no sigue un orden cronológico. Presenta la versión del rey Mesá de su rebelión contra Israel, la glorificación del rey y las acciones de su reinado. -  2 Reyes 1:1; 3:4-5
 
Entre otras cosas, se lee: " Yo soy Mesá, rey de Moab, el dibonita. Hice este lugar alto para  Kamosh, […] porque me hizo triunfar sobre todos mis adversarios. Omri era rey de Israel y oprimió a Moab durante innumerables días […]. De ahí tomé los vasos (?) de Yahvé y los arrastré delante de Kamosh "  A270
 

 « El descubrimiento más importante

  que jamás se haya hecho
 
 en el campo de la epigrafía oriental »

Ernest Renan
 
 
 janvier 2012   
 
El nombre divino aparece aquí
en caracteres antiguos,
bajo la forma de cuatro letras
o Tetragrámaton,
hacia la extremidad derecha de la línea18.

Este nombre personal de Dios,
transcrito en (español) por YHVH o JHVH,
aparece por primera vez en Génesis 2:4.
 
Este verbo en imperfecto de la forma causativa significa « hace que llegue a ser ».

Este nombre sagrado aparece cerca de 7 000 veces en el texto hebreo.  A295
 
Designa al Dios que, por una acción empezada, llega a ser, resulta ser El que realiza promesas, El que cumple siempre con sus intenciones (Éxodo 3:14, nota).
 

 « Supongamos […] y me dicen:

‘¿Cuál es su nombre? ’
¿Qué les diré?
Ante esto, Dios dijo a Moisés:
“YO RESULTARÉ SER LO QUE RESULTARÉ SER” »
Éxodo 3: 14
 
Aquí ‘Eh·yéh está… en imperfecto y en primera persona singular, y significa: “llegaré a ser”; o “resultaré ser”. No se hace referencia aquí a la autoexistencia de Dios, sino a lo que él piensa llegar a ser tocante a otros [ou] se propone hacerse para con otros No se trata pues « de un nombre misterioso, que sugiere solamente su existencia o su presencia », como lo escribe
Jean Bottéro. 
A271
 
La mayoría de las traducciones sustituyen el Tetragramatón por títulos como ’ Señor ’ o ’Eterno’. Una razón citada a menudo procede de una vieja tradición judía; y del escrúpulo, o sea del temor supersticioso a pronunciar el ’ Nombre inefable ’ en su forma verdadera por miedo de violar el tercer mandamiento (Éxodo 20:7). Además del hecho de que se trata de una mala comprensión de la Ley, existe el riesgo de empobrecer la lectura de la Biblia al no ver ya el nombre propio de Dios detrás de una palabra ficticia.  A275
 
Fragmento de plaqueta de pizarra
 
con el Tetragramatón



GL. CN. 1984, 2363 OP. 6, 3188


Louvre médiéval – Cour Napoléon
 

Jesús en medio de los doctores

INGRES inv 861.11
Museo de Montauban

Exposición temporal
Louvre mayo de 2006
 

Nótese el Tetragramatón sobre la frente de uno de los sacerdotes judíos A279
 

El Tetragramatón lo encontramos también en bastantes monumentos parisinos.

Véase también :  monuments parisiens.

 
Techo de la iglesia de Val de Grâce

5ème   Paris
Iglesia de San-Médard

 rue Mouffetard, 5ème Paris
 
La pronunciación original del nombre de Dios también es desconocida; así como la de ’Jesús’, dado que el hebreo antiguo se escribía sin vocales. Los masoretas inventaron un sistema de puntos-vocales con el fin de indicar la pronunciación exacta de la palabra. En la copia completa de las Escrituras hebreas, la más vieja del mundo, el Códice de Leningrado, que data de 1008, el Tetragramatón está vocalizado en Yehwah, Yèhwih y Yehowah.  A277

Unos exegetas propusieron, sin certeza, la ortografía ’ Yahweh ’ (Liénart) o ’ Yahvé ’ (Jerusalén 2000, Osty, La Biblia de los Pueblos). Muchos hebraizantes consideran que esta pronunciación es la más probable. ‘Jehová’ es la traducción española  más conocida y una de la más difundida.
 

 « Generalmente se cree que el vocablo ‘Jehová’ es una invención
de Peter Galatin (1518).

Parece que este término ya se usaba comúnmente antes de esa fecha.
Lo encontramos en un texto de
Raymond Martin en 1270»

www.jewishencyclopedia.com

 
« La vocalización " Yahvé " es una reconstrucción hipotética de un nombre cuya pronunciación exacta ya no se conoce.

Lo mismo ocurre con la vocalización " Jehová ",
más próxima a la de adonaï, pero que tampoco corresponde más con la forma primitiva.
Otros se contentan con suprimir las vocales, y simplemente restituyen el Tetragramatón YHWH. »

La Biblia de Jerusalén, edición 2007
 
¿Será importante es el uso del nombre personal de Dios para el creyente? La oración que Jesús Cristo ha dado como modelo comienza de este modo: « Padre nuestro [que estás] en los cielos, santificado sea tu nombre. » - Mateo 6:9.
 
Voir aussi,
 
Le Tétragramme sur les monuments parisiens

 




Haut de page